Biografía

Federico Beltran Masses nació en 1885 en Cuba, la última colonia española. Su familia era de ascendencia catalana. Pasó su juventud en Barcelona, donde empieza a formarse artísticamente en la conocida escuela Llotja, para posteriormente marchar a vivir en Madrid, donde recibe clases del pintor Joaquín Sorolla.

Autorretrato de Federico Beltran Masses

Autoretratro de Federico Beltran Masses

Se casó con Irene Narezo Dragoné, pintora también como él, de familia distinguida y con buena posición económica. Para favorecer la carrera del pintor, deciden trasladarse a vivir en París, donde se instalan en 1916 y residen hasta 1946. En 1946 abandona París y regresa a Barcelona, donde falleció en 1949.

Boda de Federico Beltran Masses con Irene Narezo

Boda de Beltran Masses y Irene Narezo Dragoné

 

El pintor en París

Beltran Masses realizó muchas exposiciones en la capital francesa y muy pronto su obra fue reconocida y admirada. En 1920 la XII Bienal de Venecia le dedica a su obra una sala completa de grandes dimensiones. Esta exposición tiene un gran impacto tanto en el mundo artístico del momento, como en la propia obra de Beltran, ya que a partir de aquel momento incorporó  a los fondos de sus retratos escenarios venecianos. La arquitectura y las aguas de la ciudad se convierteron en fuente de inspiración simbólica para sus cuadros.

Fue él mismo Beltran Masses su mejor embajador, tanto de su persona, como de su obra. Era un hombre extremadamente afable y simpático y por ello se ganó fácilmente la amistad y el respeto de sus coetáneos. Sus clientes eran sus amigos y su fama de buen pintor, refrendada por la gran cobertura mediática de cada una de sus exposiciones, corría de unos a otros. El deseo de conocer al pintor personalmente y de ser retratado por él, se generalizó en la sociedad de la época. Estaba de moda. Su fama fue más allá de los salones de París, donde se encontraban aristócratas, políticos, financieros, escritores y grandes artistas de todas las procedencias.

Un gran viajero y relaciones públicas

El artista fue también un gran curioso y esa curiosidad lo convirtió en un gran viajero, lo que ayudó a internacionalizar su obra y a difundirla. Se relacionó con gentes de todas las nacionalidades. Pintó a personalidades de la alta sociedad -príncipes, reyes y marquesas, exóticos Maharajás, empresarios y banqueros- así como también a presidentes de países, embajadores, militares, intelectuales, escritores, cantantes, bailarinas y sobre todo a actores .

Beltran Masses Alphonse XIII London

Beltran Masses con el rey Alfonso XIII

Su fama le precede en los viajes y lo mismo le sucede al contactar con la sociedad americana, donde rápidamente se convierte también en el pintor de moda, buscado y requerido en las fiestas de la sociedad de Hollywood, Los Ángeles, Palm Beach y Nueva York. Una gran amistad le unió al actor Rodolfo Valentino, la primera gran estrella de Hollywood, a quien retrató. El actor se convirtió en uno de los más grandes admiradores del pintor y esa amistad unida al inmenso prestigio que tenía internacionalmente como pintor, lo convirtió en el favorito de la jet set americana del momento. Retrató a miembros de las famosas sagas adineradas americanas como los Rothschild, los Morgan, los Forbes… y del mundo del cine como Pola Negri, Marion Davies, D.Fairbanks, Joan Crawford y al mismo Valentino.

Beltran Masses pintando Joan Crawford

El pintor realizando un autoretrato de la actriz Joan Crawford

 

Beltran Masses en Estados Unidos

En la exposición que realiza en la Galería Wildenstein de New York en 1924 conoce a R.W.Hearts quien también seconvierte en coleccionista y valedor de la obra de Beltran. Con él viaja en varias ocasiones por América y Europa asesorándolo en la compra de obras de arte para su colección privada. Su curiosidad y gusto por lo exótico lo llevó también a viajar a la India en 1927.  Quizás a instancias de Anita Delgado, Maharaní de Khapurthala, a quien retrató en 1919. El espíritu exótico de las imágenes de Madrás aparece en su obra como una nota de fondo o una excusa.

Parsons, Davis, Beltran, Chaplin, Valentino

Beltran Masses con Charles Chaplin y Rodolfo Valentino

Las Academias de Arte de los diferentes países a los que llegaba su fama le premiaban y reconocían. Las diversas organizaciones civiles le galardonaban, las órdenes militares le distinguían…. Todos le nombraban y reconocían. A Beltran las distinciones le importaban, afirmaban y reconfortaban. Para él era muy importante la fama y el reconocimiento externo, lo consiguió.

Toda esta adoración en vida a la persona y el hecho de que su obra se centrara mayoritariamente en el retrato mundano de personalidades, fue precisamente el motivo por el que su fama desapareciera con él y con la sociedad a la que él retrataba.

Su obra en la actualidad no es tan conocida como lo fue en su época. El olvido del pintor inmerecido y este trabajo intenta volver a sacar a la luz la importancia de su obra y de su figura.

Autorretrato de Federico Beltran Masses

Autorretrato de Federico Beltran Masses con uniforme de la Orden de Malta

 Maria Antonia Salom está actualmente investigando sobre su vida y trabajando en la biografía del artista.

 

Floating Social Media Icons Powered by Acurax Blog Designing Company
Visit Us On Facebook